31/12/11

Los recortes de Rajoy

30/12/11

Una siesta de doce años

No sé donde ha sido publicado, pero merece la pena leer este artículo de Pere Capdevila.

Una siesta de doce años'> >>> >>> >>> >>

> >>
> >>
> >>
> >>
> >> Carles Capdevila / Periodista
> >>Educar debe de ser una cosa parecida a espabilar a los niños y frenar a los
> >> adolescentes. Justo lo contrario de lo que hacemos: no es extraño ver
> >> niños de cuatro años con cochecito y chupete hablando por el móvil, ni
> >> tampoco lo es ver algunos de catorce sin hora de volver a casa.
> >>
> >>Lo hemos llamado sobreprotección, pero es la desprotección más absoluta: el
> >> niño llega al insti sin haber ido a comprar una triste barra de pan, justo
> >> cuando un amigo ya se ha pasado a la coca.
> >>
> >>Sorprende que haya tanta literatura médica y psicopedagógica para afrontar
> >> el embarazo, el parto y el primer año de vida, y que exista un vacío que
> >> llega hasta los libros de socorro para padres de adolescentes, esos que
> >> lucen títulos tan sugerentes como Mi hijo me pega o Mi hijo se droga . Los
> >> niños de entre dos y doce años no tienen quien les escriba.
> >>
> >>Desde que abandonan el pañal (¡ya era hora!) hasta que llegan las compresas
> >> (y que duren), desde que los desenganchas del chupete hasta que te hueles
> >> que se han enganchado al tabaco, los padres hacemos una cosa fantástica:
> >> descansamos. Reponemos fuerzas del estrés de haberlos parido y enseñado a
> >> andar y nos desentendemos hasta que toca irlos a buscar de madrugada a la
> >> disco. Ahora que al fin volvemos a poder dormir, y hasta que el miedo al
> >> accidente de moto nos vuelva a desvelar, hacemos una siesta educativa de
> >> diez o doce años .
> >>
> >>Alguien se estremecerá pensando que este período es precisamente el momento
> >> clave para educarlos. Tranquilo, que por algo los llevamos a la escuela. Y
> >> si llegan inmaduros a primero de ESO que nadie sufra, allá los esperan los
> >> colegas de bachillerato que nos los sobreespabilarán en un curso y medio,
> >> máximo dos. Al modelo de padres que sobreprotege a los pequeños y abandona
> >> los adolescentes nadie los podrá acusar de haber fracasado educando a sus
> >> hijos. No lo han intentado siquiera.
> >>
> >>Los maestros hacen algo más que huelga o vacaciones, y la educación es
> >> bastante más que un problema.
> >>
> >>Pido perdón tres veces: por colocar en un título tres palabras tan cursis y
> >> pasadas de moda, por haberlo hecho para hablar de los maestros, y, sobre
> >> todo sobre todo, porque mi idea es -lo siento mucho- hablar bien de ellos.
> >>
> >>Sé que mi doble condición de padre y periodista, tan radical que sus siglas
> >> son PP, me invita a criticarlos por hacer demasiadas vacaciones (como
> >> padre) y me sugiere que hable de temas importantes, como la ley de
> >> educación (es lo mínimo que se le pide a un periodista esta semana).
> >>
> >>Pero estoy harto de que la palabra más utilizada junto a escuela sea
> >> 'fracaso' y delante de educación acostumbre a aparecer siempre el concepto
> >> 'problema', y que 'maestro' suela compartir titular con 'huelga'. La
> >> escuela hace algo más que fracasar, los maestros hacen algo más que hacer
> >> huelga (y vacaciones) y la educación es bastante más que un problema. De
> >> hecho es la única solución, pero esto nos lo tenemos muy callado, por si
> >> acaso.
> >>
> >>Mi proceso, íntimo y personal, ha sido el siguiente: empecé siendo padre, a
> >> partir de mis hijos aprendí a querer el hecho educativo, el trabajo de
> >> criarlos, de encarrilarlos, y, mira por donde, ahora aprecio a los
> >> maestros, mis cómplices. ¿Cómo no he de querer a una gente que se dedica a
> >> educar a mis hijos?
> >>
> >>Por esto me duele que se hable mal por sistema de mis queridos maestros,
> >> que no son todos los que cobran por hacerlo, claro está, sino los que son,
> >> los que suman a la profesión las tres palabras del título, los que
> >> mientras muchos padres se los imaginan en una playa de Hawai están
> >> encerrados en alguna escuela de verano, haciendo formación, buscando
> >> herramientas nuevas, métodos más adecuados.
> >>
> >>Os deseo que aprovechéis estos días para rearmaros moralmente. Porque hace
> >> falta mucha moral para ser maestro. Moral en el sentido de los valores y
> >> moral para afrontar el día a día sin sentir el aprecio y la confianza
> >> imprescindibles. Ni los de la sociedad en general, ni los de los padres
> >> que os transferimos las criaturas pero no la autoridad.
> >>
> >>¿Os imagináis un país que dejara su material más sensible, las criaturas,
> >> en sus años más importantes, de los cero a los dieciséis, y con la misión
> >> más decisiva, formarlos, en manos de unas personas en quienes no confía?
> >>
> >>Las leyes pasan, y las pizarras dejan de ensuciarnos los dedos de tiza para
> >> convertirse en digitales. Pero la fuerza y la influencia de un buen
> >> maestro siempre marcará la diferencia: el que es capaz de colgar la
> >> mochila de un desaliento justificado junto a las mochilas de los alumnos
> >> y, ya liberado de peso, asume de buen humor que no será recordado por lo
> >> que le toca enseñar, sino por lo que aprenderán de él.

29/12/11

Para cuidarnos mejor

Para Adultos Contemporáneos seudo-intelecto-neuro-hipocondríacos...

Es decir: nosotros...

Dicen que todos los días tenemos que comer una manzana por el hierro y un plátano, por el potasio. También una naranja, para la vitamina C, medio melón para mejorar la digestión y una taza de té verde sin azúcar, para prevenir la diabetes.

Todos los días hay que tomar dos litros de agua (sí, y luego mearlos, que lleva como el doble del tiempo que llevó tomárselos).

Todos los días hay que tomarse un Activia o un Yogurt para tener 'L. Cassei Defensis', que nadie sabe qué mierda es, pero parece que si no te tomas un millón y medio todos los días, empiezas a ver a la gente como borrosa.

Cada día una aspirina, para prevenir los infartos, más un vaso de vino tinto, para lo mismo. Y otro de blanco, para el sistema nervioso. Y uno de cerveza, que ya no me acuerdo para qué era. Si te lo tomas todo junto, por más que te dé un derrame ahí mismo, no te preocupes pues probablemente ni te enteres.

Todos los días hay que comer fibra. Mucha, muchísima fibra, hasta que logres defecar un sweater. Hay que hacer entre cuatro y seis comidas diarias, livianas, sin olvidarte de masticar cien veces cada bocado. Haciendo un pequeño cálculo, sólo en comer se te van como cinco horitas.

Ah, después de cada comida hay que lavarse los dientes, o sea: después del Activia y la fibra los dientes, después de la manzana los dientes, después del plátano los dientes... y así mientras tengas dientes, sin olvidar pasarte el hilo dental, masajeador de encías, buche con Plax...

Mejor amplía el baño y mete el equipo de música, porque entre el agua, la fibra y los dientes, te vas a pasar varias horas por día ahí adentro.

Hay que dormir ocho horas y trabajar otras ocho, más las cinco que empleamos en comer, veintiuno. Te quedan tres, siempre que no te agarre algún imprevisto. Según las estadísticas, vemos tres horas diarias de televisión. Bueno, ya no puedes porque todos los días hay que caminar por lo menos media hora (dato por experiencia: a los 15 minutos regresa, si no la media hora se te hace una).

Y hay que cuidar las amistades porque son como una planta: hay que regarlas a diario. Y cuando te vas de vacaciones también, supongo. Además, hay que estar bien informado, así que hay que leer por lo menos dos diarios y algún artículo de revista, para contrastar la información. ¡Ah!, hay que tener sexo todos los días, pero sin caer en la rutina: hay que ser innovador, creativo, renovar la seducción. Eso lleva su tiempo. ¡Y ni qué hablar si es sexo tántrico!! (al respecto te recuerdo: después de cada comida hay que cepillarse los dientes!).

También hay que hacer tiempo para barrer, lavar la ropa, los platos, y no te digo si tienes perro u otra mascota... ¿hijos?!

En fin, a mí la cuenta me da unas 29 horas diarias. La única posibilidad que se me ocurre es hacer varias de estas cosas a la vez, por ejemplo: Te duchas con agua fría y con la boca abierta así te tragas los 2 litros de agua.

Mientras sales del baño con el cepillo de dientes en la boca le vas haciendo el amor (tántrico) parado a tu pareja, que de paso mira la TV y te cuenta, mientras barres. ¿Te quedó una mano libre? Llama a tus amigos. ¡Y a tus padres!! Tómate el vino (después de llamar a tus padres te va a hacer falta). El Yakult con la manzana te lo puede dar tu pareja mientras se come el plátano con el Activia, y mañana cambian. Y menos mal que ya crecimos, porque si no nos tendríamos que clavar un Danonino Extra Calcio todos los días.

¡Úuuuf! Pero si te quedan 2 minutos, reenvíale esto a los amigos (que hay que regar como las plantas) mientras tomas una cucharadita de All Bran, que hace muy bien... Y ahora te dejo porque entre el yogur, el medio melón, la cerveza, el primer litro de agua y la tercera comida con fibra del día, ya no sé qué estoy haciendo pero necesito un baño urgente. Ah, voy a aprovechar y me llevo el cepillo de dientes...

SI YA TE LO ENVIÉ ANTES, PERDONA... ES EL ALZHEIMER QUE A PESAR DE TANTOS CUIDADOS NO LO HE PODIDO COMBATIR

28/12/11

¿Qué es una caloría?

Teniendo en cuenta la época en la que estamos, siempre viene bien recordar ésto:

¿Qué es una Caloría ?

Son pequeñas hijas de puta que se meten en tu armario por la noche y te encogen la ropa.

MI ARMARIO ESTA INFESTADO ...

¿y el tuyo?

27/12/11

Google

Llega un hombre, joven, buen mozo, varonil, atlético , en un lujoso coche deportivo a una tienda.

Se le acerca una mujer madura y le dice:

- ¿No te llamarás Google?

- No. ¿Por qué?

- Porque tienes todo lo que busco

26/12/11

Secuencia numérica

¿Cuál es el próximo número en la secuencia siguiente ? :
2, 10, 12, 16, 17, 18, 19,...



LA RESPUESTA ESTÁ MAS ABAJO, pero antes intenta resolverla


























piensa......





















piensa más.......

























continúa ….. pensando…….



























piennnnnnnnnnnnnnnnnnnnsa !!!!!!





























te rindes ?????????



























última oportunidad................
















RESPUESTA:



El siguiente número de la secuencia es
200 .

Todos los números
comienzan con la letra D .


¡¡¡Cruel, ¿no?!!!

Y no me digas que acertaste porque no me lo creo !!