27/5/11

El hipo de la monja


Una monja va al médico con un ataque de hipo que ya le dura un mes.

- Doctor, tengo un ataque de hipo, desde hace un mes que no me deja vivir. No duermo, no como, ya me duele el cuerpo de tanto movimiento compulsivo, involuntario.



- Tiéndase en la camilla, hermana, que la voy a examinar - dice el médico.

La examina y le dice:

-Hermana, está usted embarazada.

-¡¡¡Queeee! –Dice la monja y se levanta y sale corriendo de la consulta con cara de pánico.

Una hora después el médico recibe una llamada de la madre superiora del convento:

- Pero Doctor ¿qué le ha dicho a la hermana María?

-Verá madre superiora, fue una mentira piadosa- Como tenía un fuerte ataque de hipo, le di un susto para que se le quitara y supongo que se le habrá quitado, ¿no?,

Dice el médico.

- Sí, a la hermana María se le ha quitado el hipo, pero el Padre Damian se ha tirado del campanario.

1 comentarios:

Conchita dijo...

jeje Ostrás el cura, había "pecao". jaja