3/5/11

Chistes de Vascos y Gallegos

Tanda de chistes, algunos de ellos, muy buenos, recomendados

DOS VASCOS

-Oye, Txetxu, ¿en el Cielo habrá frontón?
-Pues yo creo que sí, Patxi, porque si alli todo es perfecto, pues habrá frontón.
-Oye, pues el primero que se muera que se lo diga al otro.
-De acuerdo
Al cabo de unos años, Txetxu se muere y al dia siguiente, Patxi oye una voz de ultratumba:
- Patxi,Patxi, Patxi, soy Txetxu
- ¿Qué quieres?
- Que te tengo que dar dos noticias, una buena y otra mala.
- ¿La buena?
- Que yo tenía razón, que hay un frontón que te pasas, de más de 60 metros de fondo y unas instalaciones alucinantes.
- ¿Y la noticia mala?
-Que juegas el domingo a las 11:00



TRES CIGÜEÑAS

Tres cigüeñas se encuentran sobrevolando el Coto de Doñana y se comentan entre ellas.
¿Tú para donde vas?
Y dice la primera cigüeña: - Yo voy al Barrio de Triana en Sevilla, a la casa de una señora que llevaba 15 años esperando quedarse embarazada y por fin lo ha conseguido con la inseminación artificial. Y mira que niño tan guapo llevo.
- ¿Y tu donde vas?
Y contesta la segunda cigüeña: - Yo voy a casa de una chavala en Cadiz que se quedó embarazada en un botellón y mira que niño tan feo y sietemesinos llevo.
Y le pregunta a la tercera cigüeña: - ¿Y tú donde vas?
- Pues yo voy a un convento de monjas en Utreras. No llevo nada, pero cada vez que voy les meto un susto de cojones.




EN EL HOSPITAL

En el Hospital, se acerca un médico a un grupo en la sala de espera, y les dice:

- ¿Familiades de Don Damón Cadetedo?
- Sí, somos nosotros.
- Miden, ciento comunicadles que Don Damón ha muedto.
- ¡No me joda!
- Vamo a vé... Ni mejoda, ni va a mejodá. Etá muedto.



EN ITALIA
Un hombre mayor, italiano, que vivía en las afueras de Nápoles, fue a la iglesia local a confesarse. Cuando el sacerdote abrió el tablero del confesionario, el hombre dijo:
- Padre... Durante Segunda Guerra Mundial, una mujer bonita golpeó a mi puerta y me pidió que la escondiera del enemigo. Así que yo la escondí en mi altillo.
- ¡Eso fue algo maravilloso, hijo -contestó el sacerdote- No tienes la necesidad de confesar eso.
- No, Padre, es que ella empezó a agradecermelo con favores sexuales.
- Bueno ... Estando en gran peligro... y bajo esas circunstancias..., dos personas pueden ser muy tentadas a actuar así... Pero si lo sientes verdaderamente, estás perdonado, de hecho.
- Gracias, Padre. Ésa es una gran carga que saca de mi alma. Pero tengo una duda más.
- ¿Y cuál es, hijo?
- ¿Cree Ud. que debería decirle que la guerra ha terminado?






EN EL TAXI

Un pasajero le toca el hombro al taxista para hacerle una pregunta.
El taxista grita, pierde el control del coche, casi choca con un camión, se sube a la acera y se mete en un escaparate haciendo pedazos los vidrios.
Por un momento no se oye nada en el taxi, hasta que el taxista dice:
- 'Mire amigo, jamás haga eso otra vez! Casi me mata del susto!'
El pasajero le pide disculpas y le dice:
- 'No pensé que se fuera a asustar tanto si le tocaba el hombro'
El taxista le dice:
- 'Lo que pasa es que es mi primer día de trabajo como taxista'
- ¿Y qué hacía antes?
- Fui chofer de carroza funeraria durante 25 años'



LA VIUDA

Una viuda coloca un anuncio que dice:
"'Viuda rica busca hombre para compartir vida y fortuna." pero debe cumplir los 3 siguientes requisitos:
1) No debe pegar.
2) No se irá de casa.
3) Debe ser maravilloso en la cama.

Durante meses, el teléfono sonó, el timbre también, recibi­a toneladas de cartas, pero nadie pareci­a cumplir con los requisitos.
Un buen di­a, el timbre de la puerta sonó una vez más.
Abrió la puerta y se encontró con un hombre sin brazos y sin piernas tumbado en el felpudo.

Perpleja, le pregunto:

- ¿¿Quién es usted y que quiere?
- Hola. Tu busqueda ha terminado. Yo soy el hombre de tus sueños. No tengo brazos, luego no puedo pegarte. No tengo piernas, luego no me escaparí­a.
- ¿¿Y que te hace pensar que eres tan bueno en la cama????
- ....bueno, he tocado el timbre, ¿¿no?



EL CONDE
Llega el Conde a su mansión.

El mayordomo, atentamente, le abre la puerta, agacha la cabeza y reverencialmente lo saluda:

Adelante, hijo de la gran puta, ¿de dónde viene el señor Conde con esa cara de gilipollas amariconado?

A lo que el Conde, sonriente, le contesta:

De comprarme un audífono.

0 comentarios: